Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

UNA desaprueba aplicación del cuestionario de factores asociados de las pruebas FARO

Por el irrespeto a los derechos de las niñas y los niños de V grado de las escuelas de todo el país, así como a los docentes que acompañaron a sus estudiantes durante la aplicación del cuestionario de factores asociados de las pruebas FARO, el Centro de Investigación y Docencia en Educación (CIDE) de la Universidad Nacional (UNA) externó la desaprobación ante lo sucedido y a la vez solicita al gobierno de la República que de forma inmediata tome cartas en el asunto y siente las responsabilidades correspondientes.

Precisamente, en el pronunciamiento UNA-CO-CIDE-OFIC-33-2021 de fecha 15 de noviembre de 2021, Érika Vásquez, presidenta a.i del Consejo Académico del Cide-UNA, indicó que en respuesta a su compromiso social, el Cide hace un llamado al Presidente de la República, al Ministerio Educación Pública (MEP) y al Consejo Superior de Educación, para que tomen las medidas pertinentes para investigar y disminuir el impacto con prontitud, de lo acontecido con la aplicación de la prueba de factores asociados en apego al interés superior de los niños y las niñas de Costa Rica; recalcando que el MEP, como ente rector, es el encargado de promover una educación integral y de calidad.

Asimismo, en dicho acuerdo se externa la preocupación por los mecanismos utilizados para el nombramiento de las personas en los puestos de jefatura en el MEP; por lo que hace un vehemente llamado para que se reconsidere el perfil de los funcionarios que desempeñarán dichos puestos. “En este momento el MEP debe asumir, de manera urgente, un proceso de gestión curricular con fundamento pedagógico, para el cual se necesita poseer una formación idónea, con la suficiente capacidad para comprender y atender los procesos educativos y los retos actuales, que van más allá del ámbito administrativo. De esta manera se evitará que otras decisiones violenten los derechos de los menores de edad del país”, subrayó la docente de la UNA.

Vásquez resaltó la importancia de promover una educación que considere como eje central del proceso al ser humano, considerando el contexto, las particularidades y las necesidades básicas, tanto físicas como psicológicas, lo cual no fue respetado durante la aplicación de la prueba FARO, sometiendo al estudiantado a una jornada física extenuante y emocional, más extensa de lo previsto; bajo la presión de finalizar la prueba, a pesar de la no comprensión del propósito de esta. A la vez, sin dar espacios para satisfacer las necesidades básicas de los estudiantes.

 

Breves

Más noticias