Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

UNA planifica con visión de largo plazo

UNA planifica con visión de largo plazo

Desde el 2021, la Universidad Nacional (UNA) desarrolla  un proceso ampliamente participativo, el cual ha integrado a  los diferentes estamentos que conforman la comunidad universitaria, con el propósito de impulsar una transformación del modelo de planificación institucional.

“Hemos procurado pensar, no solamente en el mediano y corto plazo, sino otorgar una visión prospectiva, con enfoque estratégico al proceso de planificación institucional.

Este proceso nos ha permitido pensar en la Universidad para los próximos 20 años y lograr desarrollar estrategias tácticas para poder operacionalizar ese largo plazo en los diferentes planes quinquenales que la Universidad tiene por norte en su normativa a implementar”, afirma Francisco González, rector de la UNA.

Prioridades estratégicas

Este proceso de planificación con enfoque prospectivo—según explica el rector—ha permitido a la Universidad organizar y alcanzar la visión de largo plazo, a través de la delimitación de tres ejes fundamentales: el primero, el modelo de gestión y gobernanza con excelencia de la Universidad; el segundo, la organización de la acción sustantiva como el corazón del quehacer de la universidad, y el tercero, el fin fundamental de toda la visión institucional, que es la forma en la cual la UNA se vincula  a la sociedad. “Estos ejes también nos han permitido delimitar, por primera vez, prioridades alrededor de estos, de manera que la Universidad va a poder reconocer dónde va a hacer los mayores esfuerzos de cambio e innovación para poder responder a las demandas sociales y cumplir fielmente la visión y misión institucional”, subrayó González. 

Construcción colectiva 

“Estamos apostando a tener un plan institucional común, con metas estratégicas institucionales, donde todas las instancias que les corresponde el proceso de planificación, vamos a estar alineados a un único plan para que nos permita alcanzar un objetivo común en este quinquenio, que es lo que nos corresponde ahora, pero la idea es que esta planificación estratégica con enfoque prospectivo podamos encontrar una meta en ese largo plazo al 2042”,  destacó Marianela Rojas, rectora adjunta de la UNA.

Con este fin, desde 2021 arrancó el proceso prospectivo estratégico institucional, conducido por la Escuela de Planificación y Promoción Social (EPPS) y el Área de Planificación (Apeuna) como instancia técnica, el cual contempla varias etapas.

A finales de abril de 2021, arrancó el proceso con los webinarios “Análisis prospectivo sobre las carreras del futuro en Costa Rica”, que contaron con la participación de representantes de los distintos sectores de la comunidad universitaria.

A partir de los resultados de estos webinarios, se logró la construcción del enfoque prospectivo de la UNA, mediante diversos talleres realizados entre julio y diciembre del año pasado.

Con estos insumos, correspondió al Consejo de Rectoría, Apeuna y una comisión consultiva la construcción del marco estratégico, por lo que la propuesta preliminar PMPI 2023-2027 con enfoque prospectivo se ha venido socializando en los últimos meses de 2022, a través de talleres, con los órganos universitarios (Consejo Universitario, Consaca), así como con directores y directoras ejecutivos  e instancias administrativas, para su respectiva validación.

“Los talleres han tenido precisamente este fin, que podamos compartir con la comunidad universitaria esta idea que nace de este proceso prospectivo que iniciamos en 2021. Estos talleres tienen esta importancia, de poder conciliar, construir colectivamente, un plan común para la Universidad Nacional”, destacó la rectora adjunta. 

¿Qué sigue? 

Lo que sigue—en criterio de Rojas—es de gran relevancia ya que las instancias universitarias a las que les corresponde la planificación estratégica empezarán, en los próximos días, el proceso de formulación.

Entonces lo que viene es muy importante porque se trata de la concreción de este plan de mediano plazo institucional;  ahora sí vamos a tener todas las acciones que todas las instancias de la Universidad van a desarrollar para ir logrando esta primera etapa de esa planificación de largo plazo, que en lo inmediato sería el plan de mediano plazo institucional 2023-2027”, recalcó.

La rectora adjunta añadió que el acompañamiento brindado por especialistas de la EPPS-UNA, a lo largo de este proceso, sobre los nuevos modelos de planificación a nivel nacional e internacional, prácticamente obliga a una mirada prospectiva, a una visión de largo plazo.

“Entonces esto nos permite poder visualizar en ese largo plazo, donde queremos ver la Universidad en todos los planos y sobre todo poder planificar acciones que nos permitan alcanzar una universidad con mayor legitimidad social, que siga siendo pertinente y siga atendiendo el desarrollo regional para impactar todavía muchísimo más en los territorios, en las regiones, en las comunidades”, enfatizó.

 

UNA planifica con visión de largo plazo
Watch the video

Desde el 2021, la Universidad Nacional (UNA) desarrolla  un proceso ampliamente participativo, el cual ha integrado a  los diferentes estamentos que conforman la comunidad universitaria, con el propósito de impulsar una transformación del modelo de planificación institucional.

“Hemos procurado pensar, no solamente en el mediano y corto plazo, sino otorgar una visión prospectiva, con enfoque estratégico al proceso de planificación institucional.

Este proceso nos ha permitido pensar en la Universidad para los próximos 20 años y lograr desarrollar estrategias tácticas para poder operacionalizar ese largo plazo en los diferentes planes quinquenales que la Universidad tiene por norte en su normativa a implementar”, afirma Francisco González, rector de la UNA.

Prioridades estratégicas

Este proceso de planificación con enfoque prospectivo—según explica el rector—ha permitido a la Universidad organizar y alcanzar la visión de largo plazo, a través de la delimitación de tres ejes fundamentales: el primero, el modelo de gestión y gobernanza con excelencia de la Universidad; el segundo, la organización de la acción sustantiva como el corazón del quehacer de la universidad, y el tercero, el fin fundamental de toda la visión institucional, que es la forma en la cual la UNA se vincula  a la sociedad. “Estos ejes también nos han permitido delimitar, por primera vez, prioridades alrededor de estos, de manera que la Universidad va a poder reconocer dónde va a hacer los mayores esfuerzos de cambio e innovación para poder responder a las demandas sociales y cumplir fielmente la visión y misión institucional”, subrayó González. 

Construcción colectiva 

“Estamos apostando a tener un plan institucional común, con metas estratégicas institucionales, donde todas las instancias que les corresponde el proceso de planificación, vamos a estar alineados a un único plan para que nos permita alcanzar un objetivo común en este quinquenio, que es lo que nos corresponde ahora, pero la idea es que esta planificación estratégica con enfoque prospectivo podamos encontrar una meta en ese largo plazo al 2042”,  destacó Marianela Rojas, rectora adjunta de la UNA.

Con este fin, desde 2021 arrancó el proceso prospectivo estratégico institucional, conducido por la Escuela de Planificación y Promoción Social (EPPS) y el Área de Planificación (Apeuna) como instancia técnica, el cual contempla varias etapas.

A finales de abril de 2021, arrancó el proceso con los webinarios “Análisis prospectivo sobre las carreras del futuro en Costa Rica”, que contaron con la participación de representantes de los distintos sectores de la comunidad universitaria.

A partir de los resultados de estos webinarios, se logró la construcción del enfoque prospectivo de la UNA, mediante diversos talleres realizados entre julio y diciembre del año pasado.

Con estos insumos, correspondió al Consejo de Rectoría, Apeuna y una comisión consultiva la construcción del marco estratégico, por lo que la propuesta preliminar PMPI 2023-2027 con enfoque prospectivo se ha venido socializando en los últimos meses de 2022, a través de talleres, con los órganos universitarios (Consejo Universitario, Consaca), así como con directores y directoras ejecutivos  e instancias administrativas, para su respectiva validación.

“Los talleres han tenido precisamente este fin, que podamos compartir con la comunidad universitaria esta idea que nace de este proceso prospectivo que iniciamos en 2021. Estos talleres tienen esta importancia, de poder conciliar, construir colectivamente, un plan común para la Universidad Nacional”, destacó la rectora adjunta. 

¿Qué sigue? 

Lo que sigue—en criterio de Rojas—es de gran relevancia ya que las instancias universitarias a las que les corresponde la planificación estratégica empezarán, en los próximos días, el proceso de formulación.

Entonces lo que viene es muy importante porque se trata de la concreción de este plan de mediano plazo institucional;  ahora sí vamos a tener todas las acciones que todas las instancias de la Universidad van a desarrollar para ir logrando esta primera etapa de esa planificación de largo plazo, que en lo inmediato sería el plan de mediano plazo institucional 2023-2027”, recalcó.

La rectora adjunta añadió que el acompañamiento brindado por especialistas de la EPPS-UNA, a lo largo de este proceso, sobre los nuevos modelos de planificación a nivel nacional e internacional, prácticamente obliga a una mirada prospectiva, a una visión de largo plazo.

“Entonces esto nos permite poder visualizar en ese largo plazo, donde queremos ver la Universidad en todos los planos y sobre todo poder planificar acciones que nos permitan alcanzar una universidad con mayor legitimidad social, que siga siendo pertinente y siga atendiendo el desarrollo regional para impactar todavía muchísimo más en los territorios, en las regiones, en las comunidades”, enfatizó.

 

Breves