Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Autonomía universitaria: escudo contra la privatización y recortes

En el marco de las conmemoraciones del 11 de abril, día de la Autonomía Universitaria, y el 24 de abril, que marca 54 años de la histórica lucha estudiantil contra ALCOA, se resaltó la importancia de estos eventos en el contexto actual, durante el conversatorio Autonomía Universitaria frente a las agendas neoliberales y privatizadoras, que se desarrolló en el Centro de Estudios Generales el pasado 24 de abril. Para recordar estas fechas la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional (FEUNA) invitó a la diputada del frente Amplio Sofía Guillén, quien, además, es egresada de la UNA.

En un momento en que los recortes presupuestarios en educación y los intentos de privatización de servicios fundamentales como la salud están en debate, estas conmemoraciones adquieren una relevancia especial. La influencia de las agendas neoliberales en la región y las políticas gubernamentales actuales reviven la importancia de reafirmar el compromiso con la autonomía universitaria y la calidad educativa.

“En los últimos años hemos observado cómo los gobiernos neoliberales han impulsado agresivamente sus agendas, manifestándose en un desfinanciamiento alarmante de la educación pública, lo que inevitablemente ha erosionado la autonomía universitaria. Un ejemplo concreto de esta tendencia fue la negociación del Fondo Especial para la Educación Superior (FES) el año pasado, donde las universidades se vieron obligadas a firmar acuerdos, denominados indicadores, con el gobierno. Estos acuerdos están diseñados para que las instituciones educativas respondan exclusivamente al Plan Nacional de Desarrollo gubernamental.

Resulta crucial reflexionar sobre cómo las agendas universitarias están cada vez más alineadas con intereses internacionales y gubernamentales, en detrimento de una agenda propia. Esta falta de autonomía impide a las universidades establecer sus propias prioridades, identificar las poblaciones a las que desean atender y determinar las carreras prioritarias. Esta situación ha llevado a un debilitamiento y fragmentación de la universidad, que ahora está cada vez más enfocada en servir a los intereses del mercado y las agendas políticas de turno. Los estudiantes, en muchas ocasiones, no son conscientes de esta realidad hasta que ingresan a la universidad y se ven obligados a movilizarse año tras año para defender el presupuesto, las aulas y los cursos.

Es imperativo que la comunidad universitaria sea una y comprenda el contexto actual que atraviesa nuestra región. Como evidencia de esta necesidad, hemos presenciado en Argentina multitudinarias marchas en todas sus provincias en defensa de la educación pública. En este momento crítico, las agendas internacionales amenazan con socavar un derecho fundamental: el acceso de todas las personas a una educación de calidad, que no solo promueve la movilidad social, sino que también contribuye a la construcción de sociedades más igualitarias", expresó María Clareth Calderón Monge, secretaria general de la FEUNA.

Durante el conversatorio, se discutió el significado de la lucha del 24 de abril contra ALCOA, un día histórico en el que el movimiento estudiantil se unió para defender la soberanía nacional y los recursos del país frente a los intereses de una empresa extranjera que buscaba extraer bauxita de Pérez Zeledón.

En este contexto, la diputada Sofía Guillén, del partido político Frente Amplio, destacó las instituciones fundamentales para nuestro Estado Social de Derecho, donde las universidades ocupan un papel central. “La universidad pública está llamado a ser una voz crítica y constructiva en tiempos muy difíciles para el país, porque creo que son los resultados de un modelo agotado de muchas décadas, de un neoliberalismo que no pudo resolver los grandes problemas de la sociedad costarricense, con un gobierno que viene a proponer más de lo mismo, más neoliberalismo, más venta de empresas públicas, más recortes a la educación, no pagarle la caja. Entonces es en este momento en donde tal modelo de desarrollo, agotado claramente, nos conduce a niveles de vida ya paupérrimos; es en donde las universidades tienen que hacer ese llamado a la esperanza para generar propuestas y para abrir espacios en donde las diferentes partes de la sociedad se pongan de acuerdo, así que las universidades son un espacio de esperanza en estos tiempos”.

Se resaltó la importancia de la inversión en educación pública y la autonomía de la Caja Costarricense del Seguro Social. Además, se realizó un recorrido histórico, destacando que en algún momento estas instituciones funcionaban y ofrecían una educación de alta calidad, con igualdad de condiciones para todos. Sin embargo, desde la entrada de gobiernos neoliberales en los años 90 hasta la fecha, la estrategia de recortes, reducción del estado y eliminación de derechos ha dañado estas instituciones que antes eran sólidas.

La comunidad universitaria, en su conjunto, representa el sujeto de la existencia pública de la Universidad Nacional. Se enfatizó la necesidad de mantener la heterogeneidad que la define, mientras se actualiza continuamente su proceso de unificación. Se discutió que la universidad pierde su orientación académica, social y política cuando se enfoca únicamente en proyectos particulares de algunos de sus miembros y no responde a los problemas del país. Se destacó, asimismo, que la autonomía universitaria se debilita cuando se orienta hacia agendas específicas, como los indicadores de los Planes Nacionales de Desarrollo.

En consecuencia, Guillén afirmó que la educación debe ser garantizada por la sociedad y el Estado como parte de las condiciones esenciales de la vida humana en sociedad, independientemente de los intereses de quienes gobiernan los sistemas políticos, económicos, sociales o culturales. Se destacó la importancia de que la pedagogía defina el sentido del acceso al conocimiento y al uso de las tecnologías aplicadas a la educación, sin subordinarse al desarrollo científico y tecnológico.

La diputada advirtió también que la educación como bien común puede debilitarse en el proceso de acreditación, cuando la pedagogía se enfoca únicamente en los "resultados de aprendizaje esper esperados". Se destacó la importancia de una educación humanística que responde a los intereses y necesidades del pueblo, más allá de las acreditaciones externas.

Breves

Febrero 28, 2024

Campamento exitoso

Febrero 15, 2024

¡Son bienvenidos!

Diciembre 06, 2023

LA UNA por los océanos

Diciembre 05, 2023

Noches de ópera

Septiembre 29, 2023

¡Conversemos sobre salud!

Agosto 07, 2023

III Edición EDA Expo

Mayo 03, 2023

¡Vamos a la UNA!

Marzo 22, 2023

Justicia curricular