Matemática ancestral se plasma en texto académico

Basado en una educación paralela y comparativa entre las matemáticas escolarizadas y las matemáticas de los territorios indígenas Bribri-Cabécar de Costa Rica, donde se representan saberes matemáticos característicos de estos pueblos, como el uso del cuerpo humano para hacer mediciones, la geometrización de su cosmovisión, el uso de técnicas propias para resguardar información contable, se ha publicado el “KÚL ËLTËPA I CHA”, primer libro de matemática para sétimo año, contextualizado a la cultura Bribri-Cabécar, ubicada en la región de Talamanca.

Dicha obra fue elaborada por la Dirección Regional de Educación Sulá del Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Fondo Universitario para el Desarrollo de las Regiones (FUNDER) de Etnomatemática de Campus Sarapiquí la Universidad Nacional (UNA), con apoyo de la Red Latinoamericana de Etnomatemática y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con el propósito de fortalecer la educación matemática de esta Dirección Regional desde las etnomatemáticas, área que se fundamenta en las formas propias de entender la matemática desde los saberes y las prácticas cultures de todos los grupos humanos.

Precisamente, a mediados de febrero se hizo la entrega oficial de este texto en el territorio indígena de Suretka, Talamanca, con la participación de autoridades locales, miembros de las comunidades, estudiantes, autoridades de la UNA, el MEP y la UNESCO, organización que contribuyó con la impresión de alrededor de 2000 ejemplares que se distribuyeron en los colegios y liceos rurales de Talamanca Bribri-Cabécar, Valle la Estrella y Bajo Chirripó, aproximadamente a una población de 700 estudiantes.

Saberes culturales

Patricia Vásquez, docente del Campus Sarapiquí de la UNA y coordinadora del proyecto de Etnomatemática explicó que con el libro KÚL ËLTËPA I CHA se reconoce el derecho de estos pueblos a crear sus propios materiales contextualizados y que al encontrarse orientados por los programas del MEP, les permite a los estudiantes del territorio la participación en la comunidad nacional. “El pensamiento matemático está presente en todos los grupos humanos y es nuestro deber respetar y resguardar todas las formas de conocimiento existente”, agregó Vásquez.

Giselle Burbano, especialista del programa de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO para Centroamérica y el Caribe, aseveró que este texto se inserta en el corazón de la acción que la organización desarrolla en términos de la promoción, el respeto y la salvaguarda de las lenguas indígenas. “Desde hace más de un año la UNESCO es la cabeza de fila de la ONU, la cual debe elaborar acciones precisas y concretas dentro del marco del decenio de las lenguas indígenas y esto es claramente, una acción que responde a este programa a nivel mundial”, externó Burbano.

Recalcó que el hecho de que un libro de matemáticas integre el saber en sus lenguas propias es de suma importancia, puesto que muchas veces cuando se trata de textos específicos de matemáticas u otras ciencias duras, no se encuentran en esas lenguas, lo cual impide la pertinencia de este tipo de materiales.

Manuel Luna director del Campus Sarapiquí de la UNA, comentó que este texto es el reflejo de un trabajo que requirió mucho tiempo de investigación y que hoy tiene una alta trascendencia por visibilizar la historia, los conocimientos, las técnicas y la lengua materna en las clases de matemática en una población costarricense a la que se le debe reconocer su legado cultural.

Rodrigo Torres, coordinador de Asesorías Pedagógicas de la Dirección Regional Sulá del MEP, destacó como un logro histórico la elaboración de este libro de matemática, porque incorpora y recupera los sabes ancestrales, el conocimiento cultural y la cosmovisión del pueblo, para contextualizar los estudios matemáticos a la mano de los estudiantes de la región.

KÚL ËLTËPA I CHA, su esencia.

En este texto las temáticas son abordadas desde el conocimiento local: cada educando se identifica como parte de un grupo cultural con saberes propios construidos en la interacción con su medio y su historia ancestral, luego se presentan situaciones del cotidiano como lo es la construcción de casas tradicionales, la pesca, la siembra y la medicina, entre otros, donde se amplía el horizonte de resolución para el estudiante y se brinda la posibilidad de resolver problemas mediante sus propias estrategias, las de la comunidad o las escolarizadas. Los relatos, historias y reflexiones presentes, invocan el protagonismo meritorio y el empoderamiento de los saberes de estos territorios como parte fundamental en la reconstrucción y enriquecimiento de la historia de las matemáticas universales. 

 

Breves

Lo más leído

Más noticias