Por medio de la música infantes ahuyentan la pandemia

Mientras pasa la pandemia, los estudiantes de la Escuela de Música de Sarapiquí le han hecho frente al confinamiento con una fórmula que funciona: aprendiendo letras, afinando voces o sacando acordes de sus guitarras, pianos, clarinetes, saxofones, flautas traversa, violines o instrumentos de percusión. Lo hacen sabiendo que así como al mirlo o Blackbird de The Beatles—una de las varias canciones que interpretan—un buen día les llegará el momento de elevarse.

Este proyecto, que se desarrolla en la región Huetar Norte y Caribe, bajo el nombre Escuela de Música del Campus Sarapiquí de la Universidad Nacional (UNA), cuenta en la actualidad con 93 estudiantes y pronto se extenderá para alcanzar a menores que habitan en otras comunidades del cantón.

Este año la demanda se incrementó, ya que en el segundo semestre del año anterior se realizó una matrícula virtual para estudiantes de nuevo ingreso y se debieron dejar algunos estudiantes en lista de espera. Para el segundo semestre del presente año, la Escuela ampliará su área de impacto a La Virgen de Sarapiquí y Puerto Viejo, de modo que cada día más habitantes del cantón tengan acceso a una educación musical formal, que inicia con el programa de lectura, apreciación musical y guitarra.

Con la iniciativa de la Escuela de Música para jóvenes, niños y niñas, se estimula, motiva y promueve el aprendizaje del arte y de la cultura en la región. Pero además—lo advierte Marco Redondo, su director—esta se constituye en una poderosa estrategia para la construcción de una ciudadanía intercultural. La música, por su condición de lenguaje universal, favorece también la progresiva eliminación de barreras que, por motivos culturales, religiosos o de otra índole, impiden una mejor convivencia, en un clima de respeto y sensibilidad.

A la vez, la música— agrega el programa de la Escuela— es una herramienta que funciona como terapia ante las adversidades y estimula el desarrollo de la imaginación, promueve una libertad de pensamiento que va estrechamente unida a la libertad creativa e interpretativa que existe en el arte musical. En el 2021 se tiene previsto realizar diversos recitales y conciertos tanto de forma virtual como presencial, y según los lineamientos sanitarios que establecen los ministerios de Salud y de Cultura y Juventud.

Clases híbridas

Según indicó Redondo, este año las clases pasan a un formato híbrido, donde los cursos se darán de forma virtual y presencial cada quince días. A pesar de la covid-19, agregó el director, en la Escuela de Música la virtualidad ha sido una experiencia altamente productiva y gratificante para estudiantes y profesores. “La escuela continuó este 2021 con el plan de trabajo propuesto el año anterior, de forma que la población de estudiantes regulares, matriculados en este curso lectivo, no enfrenten ningún atraso en su formación musical y así cumplir los objetivos académicos al adaptar las lecciones presenciales a diferentes plataforma tecnológicas y virtuales”.

En ese mismo sentido, Redondo expresó que el uso de las tecnologías de la información (TIC) en la formación musical, aportó nuevas posibilidades didácticas que generaron una nueva cultura social. Asimismo, Internet ofrece opciones para adaptar las herramientas tecnológicas para fines musicales, como el uso de distintas aplicaciones en línea para computadoras, dispositivos móviles y tabletas. “La práctica musical en estudiantes con una formación activa en música, debe continuar a pesar de la emergencia que vive el país y debe ser irrenunciable sea cual sea el modo de llegar a ella”, destacó el académico.

Explicó que la música, a través de la educación artística musical y la educación por el arte, contribuye al desarrollo integral y pleno de los niños y de los jóvenes en el cantón. “Es necesario que los niños, niñas y jóvenes traten de mantener su rutina diaria, para sentirse seguros y tranquilos en estos momentos”, precisó Redondo.

El trabajo de la Escuela de música se ha visto reflejado con la creación de una serie de videos que muestran el quehacer de la escuela de música, donde se definen recitales, clases maestras, clases individuales, charlas a los padres de familia y comunidad en general.

Breves

Más noticias