Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Mario Boza, una vida por los parques nacionales

Mario Boza, una vida por los parques nacionales

En vida siempre fue una persona comprometida y consecuente en su lucha por la conservación de las áreas silvestres protegidas del país, sus acciones  contribuyeron a la sensibilización y entendimiento de la importancia de conservar los recursos naturales del país y del mundo, las cuales ayudaron a que se forjara un desarrollo económico enfocado en el respeto hacia la naturaleza. Además, se preocupó para que las personas que se desempeñan como guardaparques tuvieran las mejores condiciones laborales y de formación profesional, iniciativas que realizó tanto en la gestión pública como privada.

Por sus valiosos aportes a la  conservación de las áreas silvestres protegidas, los recursos naturales y el desarrollo del ecoturismo, el Consejo Universitario otorgó, el pasado 25 de agosto, la distinción del Doctorado Honoris Causa como homenaje póstumo a Mario Andrés Boza Loría.

 

Legado

Boza falleció el pasado 29 de octubre. Junto a Álvaro Ugalde (1946-2015), fundó el Servicio de Parques Nacionales en la década de los 70. “Por su trayectoria en el campo de la conservación de áreas protegidas y recursos naturales recibió cerca de 20 reconocimientos a nivel nacional e internacional.  En 1978 publicó el libro de Parques Nacionales de Costa Rica, del cual se han publicado 11 versiones, mismo que ha ayudado a promocionar el país como un destino de turismo ecológico, actividad que genera importantes dividendos económicos al país y miles de empleos a diferentes sectores de la población costarricense”, cita el acuerdo.

En la Universidad Nacional, como académico, se destacó en el área de conservación y manejo de vida silvestre, promotor en la creación del diplomado en Conservación y Manejo de Áreas Protegidas para Guardaparques del Instituto Internacional de Conservación y Manejo de Vida Silvestre (Icomvis-UNA) y en otras acciones cuyo impacto se extendió más allá de la Universidad Nacional. Su influencia no solo marcó a nivel nacional las instituciones de educación superior estatal (UNA, UNED Y UCR), sino que trascendió a organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con la protección de los recursos naturales.

“Yo sé que mi papá hubiera estado muy contento de recibir este reconocimiento por parte de la Universidad que tanto amó, y donde empezó su carrera docente, y en la que también fue uno de los impulsores de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Mar y más recientemente del posgrado en Conservación y manejo de vida silvestre. Papá fue un gran ser humano, disfrutaba lo que hacía, y se entregó con convicción a la causa de defender la naturaleza. Las áreas protegidas enfrentan muchos desafíos, algunos de ellos económicos, sociales o por el calentamiento global. ¿Quiénes siguen el legado de Boza, Ugalde, y tantos guardaparques? ¿Cómo los ayudamos?, ¿Cómo protegemos ese legado? Los insto a que inspirados en la vida y obra de mi padre, se sumen  la a esta tarea de la protección de los parques nacionales y la vida silvestre de nuestro país para el bienestar de las presentes y futuras generaciones", dijo su hijo Andrés Boza.

“Mario Boza fue un incansable defensor y luchador, su legado es imborrable. Cumplió con creces su misión  en este planeta al que llamamos Madre Tierra y hoy cada vez más, la sociedad reclama a sus políticos y líderes la protección del ambiente. La voz clara de Mario Boza siempre estará presente para recordarnos que solo estamos de paso en este diminuto momento de la historia, pero cuánto daño o cuánto bien podemos hacer por esta esfera azul que nos sustenta. Al igual que do Mario,  asuamos esta tarea y cumplámosla con templaza y solidaridad”

Tanto a su hijo como a su esposa Marta Eugenia Arce,  les fue entregado un retrato en memoria de don Mario de la artista Roxana Madrigal Solórzano.

La presentación artística de esta ceremonia estuvo a cargo del Coro Universitario, dirigido por el académico Josué Ramírez Palmer.

El Doctorado Honoris Causa es la máxima distinción que concede la Universidad Nacional. Es un título honorífico, que concede la Universidad a personas eminentes que hayan destacado de manera singular en el campo de la investigación, de la docencia, de la extensión, en el cultivo de las Ciencias, las Artes y de las Letras, o en aquellas actividades que tuviesen una repercusión notoria e importante en el terreno científico, artístico, cultural, tecnológico o social, tanto a nivel nacional como internacional. En el caso de reconocimiento a personas físicas, esta distinción podrá otorgarse in memoriam.

Este acto estuvo enmarcado en la celebración del Día Mundial de los Parques Nacionales celebrado el  24 de agosto. En Costa Rica, esta fecha fue acogida mediante un decreto de 1986, con la intención de hacer conciencia, respecto de su función en la conservación del ambiente y promover su protección.

 

Producción audiovisual: Roberta Hernández

Mario Boza, una vida por los parques nacionales
Watch the video

En vida siempre fue una persona comprometida y consecuente en su lucha por la conservación de las áreas silvestres protegidas del país, sus acciones  contribuyeron a la sensibilización y entendimiento de la importancia de conservar los recursos naturales del país y del mundo, las cuales ayudaron a que se forjara un desarrollo económico enfocado en el respeto hacia la naturaleza. Además, se preocupó para que las personas que se desempeñan como guardaparques tuvieran las mejores condiciones laborales y de formación profesional, iniciativas que realizó tanto en la gestión pública como privada.

Por sus valiosos aportes a la  conservación de las áreas silvestres protegidas, los recursos naturales y el desarrollo del ecoturismo, el Consejo Universitario otorgó, el pasado 25 de agosto, la distinción del Doctorado Honoris Causa como homenaje póstumo a Mario Andrés Boza Loría.

 

Legado

Boza falleció el pasado 29 de octubre. Junto a Álvaro Ugalde (1946-2015), fundó el Servicio de Parques Nacionales en la década de los 70. “Por su trayectoria en el campo de la conservación de áreas protegidas y recursos naturales recibió cerca de 20 reconocimientos a nivel nacional e internacional.  En 1978 publicó el libro de Parques Nacionales de Costa Rica, del cual se han publicado 11 versiones, mismo que ha ayudado a promocionar el país como un destino de turismo ecológico, actividad que genera importantes dividendos económicos al país y miles de empleos a diferentes sectores de la población costarricense”, cita el acuerdo.

En la Universidad Nacional, como académico, se destacó en el área de conservación y manejo de vida silvestre, promotor en la creación del diplomado en Conservación y Manejo de Áreas Protegidas para Guardaparques del Instituto Internacional de Conservación y Manejo de Vida Silvestre (Icomvis-UNA) y en otras acciones cuyo impacto se extendió más allá de la Universidad Nacional. Su influencia no solo marcó a nivel nacional las instituciones de educación superior estatal (UNA, UNED Y UCR), sino que trascendió a organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con la protección de los recursos naturales.

“Yo sé que mi papá hubiera estado muy contento de recibir este reconocimiento por parte de la Universidad que tanto amó, y donde empezó su carrera docente, y en la que también fue uno de los impulsores de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Mar y más recientemente del posgrado en Conservación y manejo de vida silvestre. Papá fue un gran ser humano, disfrutaba lo que hacía, y se entregó con convicción a la causa de defender la naturaleza. Las áreas protegidas enfrentan muchos desafíos, algunos de ellos económicos, sociales o por el calentamiento global. ¿Quiénes siguen el legado de Boza, Ugalde, y tantos guardaparques? ¿Cómo los ayudamos?, ¿Cómo protegemos ese legado? Los insto a que inspirados en la vida y obra de mi padre, se sumen  la a esta tarea de la protección de los parques nacionales y la vida silvestre de nuestro país para el bienestar de las presentes y futuras generaciones", dijo su hijo Andrés Boza.

“Mario Boza fue un incansable defensor y luchador, su legado es imborrable. Cumplió con creces su misión  en este planeta al que llamamos Madre Tierra y hoy cada vez más, la sociedad reclama a sus políticos y líderes la protección del ambiente. La voz clara de Mario Boza siempre estará presente para recordarnos que solo estamos de paso en este diminuto momento de la historia, pero cuánto daño o cuánto bien podemos hacer por esta esfera azul que nos sustenta. Al igual que do Mario,  asuamos esta tarea y cumplámosla con templaza y solidaridad”

Tanto a su hijo como a su esposa Marta Eugenia Arce,  les fue entregado un retrato en memoria de don Mario de la artista Roxana Madrigal Solórzano.

La presentación artística de esta ceremonia estuvo a cargo del Coro Universitario, dirigido por el académico Josué Ramírez Palmer.

El Doctorado Honoris Causa es la máxima distinción que concede la Universidad Nacional. Es un título honorífico, que concede la Universidad a personas eminentes que hayan destacado de manera singular en el campo de la investigación, de la docencia, de la extensión, en el cultivo de las Ciencias, las Artes y de las Letras, o en aquellas actividades que tuviesen una repercusión notoria e importante en el terreno científico, artístico, cultural, tecnológico o social, tanto a nivel nacional como internacional. En el caso de reconocimiento a personas físicas, esta distinción podrá otorgarse in memoriam.

Este acto estuvo enmarcado en la celebración del Día Mundial de los Parques Nacionales celebrado el  24 de agosto. En Costa Rica, esta fecha fue acogida mediante un decreto de 1986, con la intención de hacer conciencia, respecto de su función en la conservación del ambiente y promover su protección.

 

Producción audiovisual: Roberta Hernández

Breves