Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

¿Cómo se vio el tsunami causado por el volcán de Tonga en Costa Rica?

Tsunami se reportó en 22 sitios del país y 200 localidades alrededor del Océano Pacífico

El pasado 14 de enero alrededor de las 10:10pm hora de Costa Rica, el volcán Hunga Tonga - Hunga Ha’apai hizo erupción. Esta erupción causó dos tsunamis, el primero más pequeño causado por la onda explosiva que se registró también en el Mar Caribe. El mecanismo que generó el segundo aún no está del todo claro, pero se registró en más de 200 localidades alrededor del Océano Pacífico, incluyendo a Costa Rica.

De acuerdo con Silvia Chacón, coordinadora del Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamis (Sinamot-UNA), este fue el tsunami número 41 en ser registrado en nuestro país y el primero de origen volcánico. Además se convirtió en el segundo tsunami más registrado de nuestra historia, al ser observado en 22 localidades de nuestra costa Pacífica.

“El tsunami fue registrado en los dos mareógrafos que tenemos en el Pacífico, en la Isla del Coco y en Quepos y en ambos las ondas más altas del tsunami se dieron alrededor de la hora de la marea alta de la tarde del sábado 15 de enero. En la Isla del Coco, las ondas más altas del tsunami empezaron a la 1:46 p.m., y la marea alta del 15 de enero fue a las 12:55 p.m. En Quepos las ondas más altas empezaron a las 2:04 p.m. y la marea alta fue a la 1:35 p.m. Esto muy probablemente sucedió en toda la costa Pacífica, explicando que el tsunami fuera observado en tantos puntos de la costa con relativa facilidad a pesar de su tamaño reducido. Además, al ser sábado en temporada alta turística, las playas estaban llenas de gente”, detalló Chacón.

De los efectos reportados, de acuerdo con Chacón, 12 correspondieron a un comportamiento anormal del mar, en el que el nivel del mar subía y bajaba con diferencias de pocos minutos, especialmente durante la marea alta de la tarde del sábado 15 de enero, en la que subió a niveles más altos de los predichos para esa marea. Estos lugares fueron Playa Panamá, Pan de Azúcar, Escondida de Brasilito, Brasilito, Guiones, Barrigona, Sámara, Puerto Carrillo y Coyote en Guanacaste. Además de Boca de la Abuela, Cocoloco y Pochote en Puntarenas.

“En Playa Potrero el Ing. Adolfo Barrantes pudo medir las variaciones de nivel del mar en la playa y compartió los datos con el SINAMOT. Por ejemplo, a las 2:16pm el mar bajó 1.38 m en la vertical, correspondiendo a una distancia de 15 m en 13 minutos y en 11 minutos volvió a subir. A las 2:53 p.m. había vuelto a bajar 1.93 m en la vertical, para una distancia de 21 m y volvió al nivel inicial en 14 minutos. La marea alta en Nacascolo, el punto más cercano a Potrero, estaba pronosticada para la 1:22 p.m, por lo que para esa hora (3:07 p.m.) el mar no debería haber subido tanto. En esta playa el Ing. Barrantes pudo filmar corrientes fuertes y anómalas a esas horas. En Bahía Tomás y Tamarindo (Guanacaste) y en Cabuya (Puntarenas) se observaron también corrientes fuertes acompañadas de cambios en el nivel del mar”, citó Chacón.

Embarcaciones y buzos también reportaron corrientes fuertes en la Marina Flamingo (Guanacaste), y en el canal entre la Isla Manuelita y la Isla del Coco, respectivamente. En Bahía Wafer (Isla del Coco), además de corrientes fuertes y cambios de nivel del mar se reportó erosión en la boca del Río Genio.

En el Parque Nacional Marino Ballena se reportaron cambios de nivel del mar y erosión en la cola de la ballena, bajando el nivel del llamado Paso de Moisés de tal manera que durante un par de días no hubo paso a la cola de la ballena ni siquiera durante marea baja. Este fue el único lugar en el que el tsunami fue visto por testigos fuera de la Península de Nicoya y Guanacaste.

“En los dos mareógrafos la señal de tsunami se mantuvo por lo menos durante 3 días. La altura máxima en el mareógrafo de la Isla del Coco fue de 16 cm a las 11:25 p.m. (marea alta a la 1:12 a.m.) y en el mareógrafo de Quepos fue de 39.6 cm a las 5:31 p.m.”

En Pochote los efectos del tsunami fueron observados todavía durante la mañana del domingo 16 de enero al subir la marea. En la desembocadura del Río Genio en Bahía Wafer, Isla del Coco, los efectos permanecieron todavía hasta el lunes 17 de enero, aunque ya para ese día las amplitudes de las oscilaciones del nivel del mar fueron menores pero más espaciadas.

La alerta de tsunami

Debido a que los sistemas de alerta internacionales están diseñados para tsunamis causados por sismos, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico en Hawaii (PTWC) tuvo que emitir manualmente sus mensajes relacionados con este tsunami a partir de las 12:23 a.m. del sábado 15 de enero, hora de Costa Rica.

Por algún fallo del sistema, según Chacón, los primeros seis mensajes no fueron recibidos por ningún país de América Central. “A pesar de esto, el SINAMOT se activó a las 9:30 a.m. emitiendo su primer Reporte a las 9:54 a.m., pronosticando la llegada a la Isla del Coco a las 12:20 p.m. y a Quepos a las 12:53 p.m.

“La hora de llegada del tsunami fue anterior a la esperada, ya que el proceso de generación de este tsunami fue complejo, probablemente interviniendo varios mecanismos relacionados con la erupción del volcán. En los registros de los mareógrafos de la Isla del Coco y de Quepos, se puede distinguir la llegada del tsunami aproximadamente a las 11:01 y 11:52 a.m., respectivamente”.

A las 11:16 a.m. del 15 de enero, el SINAMOT notificó al PTWC que los países de América Central no estaban recibiendo los boletines. Después de unos ajustes realizados por ellos, se recibió el boletín #7 para el Pacífico a las 2:06 p.m. A la 1:30 p.m. se había recibido el boletín #1 para el Caribe, ya que el meteotsunami había sido registrado en varios mareógrafos en Estados Unidos, Puerto Rico e Islas Vírgenes.

“Estamos a la espera de datos de presión atmosférica por parte del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) y el Centro de Investigaciones Geofísicas (CIGEFI) de la Universidad de Costa Rica (UCR) para intentar identificar la señal del primer tsunami en los mareógrafos de la Isla del Coco, Quepos y Limón. De haberse registrado este tsunami, debió haber llegado entre las 6 y las 8 a.m., aproximadamente. Pero ya que fue mucho más pequeño que el segundo, resulta difícil distinguirlo del ruido de fondo que tienen los mareógrafos”, dijo Chacón.

Rol de la cordillera submarina de Cocos en la generación y propagación de tsunamis

Si bien la cordillera submarina de Cocos es de origen volcánico, sus volcanes se consideran extintos, por lo que no tienen potencial de generar un tsunami como el generado por el volcán Hunga Tonga – Hunga Ha’apai.

Sin embargo, explica Chacón, es necesario aclarar que la cordillera submarina de Cocos no "sirve como una especie de barrera contra los Tsunamis" como declaró una persona externa al SINAMOT en un medio de prensa.

“Si bien algunas cordilleras submarinas y cadenas de islas podrían mitigar la energía de algunos tsunamis, para esto tendrían que estar orientadas en forma paralela a la costa. Esto no es el caso de la cordillera submarina de Cocos, que está orientada en forma perpendicular a la Península de Osa.

Dependiendo de las características del tsunami y de la cordillera submarina, esta podría más bien enfocar la energía del tsunami hacia el país. Esto sucedió con la dorsal del suroeste índico y el tsunami de Indonesia del 2004, en esa ocasión se registraron alturas importantes de tsunami en la zona de Rio de Janeiro (Brasil), al actuar dicha dorsal como una guía para las ondas”, explicó Chacón.

Asimismo, el Sinamot-UNA a las personas que vieron algo en cualquier parte del Pacífico costarricense que no se haya mencionado aquí o que no nos lo hayan reportado anteriormente, a que nos lo reporten al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.especialmente si tienen fotos o videos.

Breves