Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

¿Cuáles son los retos del aprendizaje del inglés?

Isabel Badilla, académica del CIDE; Victoria Alpízar, docente de inglés en Pan American School;  Ana Campos, asesora nacional de Inglés I y II Ciclos del MEP, y Estibaliz Pérez,  secretaria del Consejo Superior de Educación, participaron en la mesa redonda “Desafíos del Aprendizaje del Inglés en Costa Rica”, realizada recientemente en el auditorio Marco Tulio Salazar del CIDE.

Docentes de inglés y representantes del Ministerio de Educación Pública (MEP) señalaron los retos del país en materia de aprendizaje del inglés, durante una mesa redonda, organizada recientemente por la carrera de Enseñanza del Inglés en I y II Ciclos del Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (CIDE-UNA).

Moderada por Carolina Carrillo, coordinadora de la carrera—adscrita a la División de Educación Básica—la mesa redonda “Desafíos del Aprendizaje del Inglés en Costa Rica” contó con la participación de Isabel Badilla, académica del CIDE; Victoria Alpízar, docente de inglés en Pan American School;  Ana Campos, asesora nacional de Inglés I y II Ciclos del MEP, y Estibaliz Pérez,  secretaria del Consejo Superior de Educación (CSE).

 Emoción y comunidad

Para la profesora universitaria Isabel Badilla, “hay que corazonar y emocionar; por más globalización y por más tecnología, nadie nos va a quitar lo que nos hace humanos”.

Badilla instó a las personas docentes a convertirse en la maestra que quisiéramos tener para nuestros hijos e hijas o familiares y destacó lo gratificante de “ver ese brillo en los ojos de los estudiantes” cuando el docente lleva a cabo una actividad que les emociona, lo cual representa un pequeño paso en ese proceso que es aprender una segunda lengua.

La formadora de docentes también se refirió a la importancia de involucrar a la comunidad. “Tenemos que crear esos espacios donde nos relacionemos comunidad-escuela en una forma que dignifique la figura de todos y todas”, afirmó.

Asimismo, Badilla considera esencial que todo lo que haga el docente esté impregnado de sentido. “No es hacer por hacer, no es que hoy solo se aprendan los números del 1 al 10;  la maestra no solo enseña contenido, no solo enseña inglés, enseñamos para la vida, porque vivimos en un planeta, debemos desarrollar una conciencia planetaria”, subrayó.

En la misma línea, Victoria Alpízar, docente de inglés en un centro educativo privado, coincidió en la importancia de formar comunidad. “Donde yo esté, no importa el lugar, la circunstancia o el momento, todos somos importantes; hay algo que no cambia, y es que todos los seres humanos buscamos pertenencia y sentirnos visibilizados, y esa es una de las tareas primordiales que trae la escuela”, resaltó.

Alpízar también sostiene que el papel del docente es vivencial. “El alma del inglés es sentirlo, es una herramienta, es una vivencia, cantamos, escuchamos… Entonces, aunado al término de comunidad, creamos”. Añadió que se trata de un proceso de creación continua para poder marcar esa diferencia que apunta al mejoramiento.

 Del conocimiento al perfil “líquido”

Ana Campos, asesora nacional de Inglés I y II Ciclos del MEP, explicó que la formación de la persona profesora de inglés es compleja, ya que no solo tiene que ser conocedora a profundidad del idioma que enseña, sino que debe manejar la parte  pedagógica, según la población que atiende, así como la parte humana.

“A la par de la formación propia del inglés y pedagógica, está la parte humana, que es fundamental porque nosotros como educadores no estamos enseñando en un vacío, sino en interacción con nuestras personas estudiantes, por lo cual hay que tener una gran capacidad humana, habilidades blandas, saber aprender a aprender”, destacó la representante del MEP.

Agregó que hay elementos que contribuyen en el aprendizaje del idioma, como la motivación, tanto de parte de la persona estudiante como de sus padres, así como la práctica en el hogar, para lo cual la colaboración de los progenitores es fundamental.

Estibaliz Pérez, secretaria del Consejo Superior de Educación, aboga por un perfil “líquido” del docente de inglés, de manera que tenga la flexibilidad de adaptación ante los constantes cambios e innovaciones que rodean nuestros tiempos.

“Es un camino con muchas oportunidades, es un camino líquido y donde no mostremos flexibilidad y formas de encontrar respuestas éticas a los retos que nos vamos a encontrar, como un chat GPT, entonces ahí vamos a topar con pared”, advirtió la funcionaria del CSE.

Puso como ejemplo las tecnologías digitales, a las cuales algunos “apocalípticos” se resistían, “pero resulta que vino la pandemia y no había más que decir, ¡todos nos integramos!”.

Considera fundamental, además, enamorar a las familias de los cambios y de la innovación, para lo cual es preciso que el docente y el centro educativo le expliquen a los padres la intencionalidad que hay detrás de la innovación. “La comunicación es la llave que abre todas las puertas”, aseguró.

Pérez motivó a quienes se forman como docentes de inglés a mantenerse actualizados sobre lo que se hace en el mundo en este campo y a no tener miedo de aplicarlo.

La moderadora de la mesa redonda y coordinadora de la carrera de Enseñanza del Inglés en I y II Ciclos del CIDE, Carolina Carrillo, rescató la importancia del concepto de docente “líquido” porque –como se evidenció durante la pandemia—“o nos adaptamos o nos adaptamos”.

Breves

Febrero 28, 2024

Campamento exitoso

Febrero 15, 2024

¡Son bienvenidos!

Diciembre 06, 2023

LA UNA por los océanos

Diciembre 05, 2023

Noches de ópera

Septiembre 29, 2023

¡Conversemos sobre salud!

Agosto 07, 2023

III Edición EDA Expo

Mayo 03, 2023

¡Vamos a la UNA!

Marzo 22, 2023

Justicia curricular