Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Transversalización de los ODS en la UNA

Transversalización de los ODS en la UNA

Del 21 al 24 de setiembre, la Universidad Nacional (UNA), celebró la Semana de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).  El 25 de setiembre de 2015 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) probó la Agenda 20 – 30 para el Desarrollo Sostenible, la cual consiste en 17 objetivos y más de 160 metas para garantizar los derechos humanos de todas las personas en el mundo.

¿Qué es la Agenda 20-30? Ariana Rodríguez Segura, asesora para la implementación de la Agenda 20-30 en la Oficina de la Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Costa Rica, presentó los ODS y su relación con el papel de las Universidades en la sociedad.  “El desarrollo sostenible tiene un enfoque multidimensional, que involucra el cómo una persona tiene acceso a distintos bienes y servicios, educación, salud y otros. La Agenda 20-30 busca poner a la persona en centro de ese desarrollo para que se le garantice el cumplimiento de sus derechos humanos”.

Las dimensiones del desarrollo sostenible, según Rodríguez, abarcan lo económico, ambiental y social. “Debemos buscar un desarrollo que sea viable, equitativo y vivivle en el uso de los recursos para satisfacer nuestras necesidades y las de las futuras generaciones. Es una hoja de ruta para el diseño y desarrollo de políticas públicas y estrategias para que la realización de los derechos alcance a todas las personas”.

Dentro de los 17 objetivos que contempla esta agenda, no se hace referencia alguna en torno al arte y la cultura, sin embargo,  desde la UNA se fomenta el bienestar y la creatividad por medio de la expresión de las artes, conceptos que se pueden enmarcar dentro de los objetivos 3 y 4 : “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades” y “garantizar  una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje para durante toda la vida para todos”.

Desde el Programa Investigación, Arte y Trasmedia (iAT), se realizan actividades con el objetivo de que el sector artístico se apropie de los ODS desde un aporte crítico. “Hemos encontrado una fisura entre la promoción cultural y lo que en la práctica es el apoyo al artista. Nuestro grupo de trabajo busca conocer cuáles son los retos y oportunidades del sector para construir proyectos en el sector artístico, con una gran participación de los estudiantes y sus realidades”, dijo Vera Gerner, coordinadora del iAT.

Otra de las iniciativas que se desarrolla desde las artes, es la Red interdisciplinaria para el fomento del bienestar, la creatividad y la expresividad de las artes, la cual agrupa varias iniciativas de las Escuelas de Danza, Arte Escénico y el recinto Sarapiquí. Durante más de 3 años se han desarrollado una serie de acciones que convocan a la consolidación de la red; específicamente al protagonismo de las artes en el desarrollo integral y bienestar de las personas, grupos y comunidades. Mediante espacios de reflexión y capacitación se profundiza en acciones desde la extensión universitaria y la investigación interdisciplinaria y metodológica. Se desea, además, establecer estrategias para que el estudiantado participante desarrolle propuestas y tenga un rol activo dentro de la red. 

Juan Blanco, del recinto Sarapiquí, lidera el proyecto Manifestaciones artísticas, donde las artes expresivas se utilizan como medio de diálogo y expresión para el encuentro con las comunidades. “Desarrollamos una comunicación más empática y asertiva para poder trabajar la prevención y el autocuidado”.

Para Valentina Marenco, de la Escuela de Danza, la reflexión sobre la pedagogía es fundamental y en ella se debe incluir el cuerpo como necesidad de expresión.

Natalia Herra, de la Escuela de Danza, afirma que en este contexto, se debe buscar visibilizar el trabajo de las artes “para poder crear nuestras propias políticas públicas, nosotros nos estamos pegando a otros ODS pero deberíamos tener el nuestro, uno visible, y no seguir invisibilizando el aporte del arte en la transformación social”.

Durante esta semana los estudiantes también contaron sus experiencias con el objetivo de inspirar a otros. “La UNA ha apostado por un desarrollo integral de los estudiantes”, dijo Diego Rojas de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil.

Natalia Lobo es estudiante de la carrera de Pedagogía para I y II ciclo, ella combina sus estudios con su participación en el equipo de ajedrez de la UNA. “Practico ajedrez desde muy pequeña y el sábado anterior tuve mi primer torneo presencial con el equipo, ya habíamos tenido algunos virtuales. Esta es una gran oportunidad de compartir con estudiantes de otras carreras, se fomentan las relaciones sociales además de la concentración propia del juego y la creatividad. Esta es también una manera se desestresarse que se puede hacer al lado de los estudios”.

Para Andrés Jara, el unirse a UNAVentura Voluntariado, fue una oportunidad para conocer más acerca de los problemas ambientales de muchas comunidades, se adentró en la zona montañosa para apoyar el trabajo del programa Jaguar del Instituto de Conservación y Manejo de Vida Silvestre (Icomvis-UNA) y su esfuerzo lo llevó a realizar un proyecto de voluntariado en Alemania. “Ser voluntario implica el desarrollo de habilidades, uno se convierte en una persona más accesible, conoce las necesidades de otras personas y es capaz de entenderlas. Conozco a muchos voluntarios a lo largo del país, conservo sus amistades y eso e enriquece como persona y en la parte cultural también”.

Finalmente, esta semana también permitió la presentación del Comité coordinador que promoverá las acciones para implementar un plan de acción que se ha denominado: “Transversalización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Universidad Nacional”, cuyo objetivo es el efectuar procesos de transversalización de los ODS en todas las áreas sustantivas y de gestión administrativa de la UNA, en coordinación con las universidades públicas, el Consejo Nacional de Rectores (Conare) y demás instituciones públicas del país.

“La educación, la investigación, y la innovación son fundamentales para ayudar a la sociedad a enfrentar estos desafíos. Especialmente las universidades, debido a su labor de generación y difusión del conocimiento y su irrenunciable compromiso con la sociedad, están llamadas a desempeñar un papel fundamental en el logro de los ODS”, comentó Marianela Rojas Garbanzo, rectora Adjunta.

Este Comité es coordinado por la Rectoría Adjunta, con la participación de las Vicerrectorías, el Área de Planificación Económica (Apeuna), AICE y otras unidades académicas y administrativas.

Transversalización de los ODS en la UNA
Watch the video

Del 21 al 24 de setiembre, la Universidad Nacional (UNA), celebró la Semana de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).  El 25 de setiembre de 2015 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) probó la Agenda 20 – 30 para el Desarrollo Sostenible, la cual consiste en 17 objetivos y más de 160 metas para garantizar los derechos humanos de todas las personas en el mundo.

¿Qué es la Agenda 20-30? Ariana Rodríguez Segura, asesora para la implementación de la Agenda 20-30 en la Oficina de la Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Costa Rica, presentó los ODS y su relación con el papel de las Universidades en la sociedad.  “El desarrollo sostenible tiene un enfoque multidimensional, que involucra el cómo una persona tiene acceso a distintos bienes y servicios, educación, salud y otros. La Agenda 20-30 busca poner a la persona en centro de ese desarrollo para que se le garantice el cumplimiento de sus derechos humanos”.

Las dimensiones del desarrollo sostenible, según Rodríguez, abarcan lo económico, ambiental y social. “Debemos buscar un desarrollo que sea viable, equitativo y vivivle en el uso de los recursos para satisfacer nuestras necesidades y las de las futuras generaciones. Es una hoja de ruta para el diseño y desarrollo de políticas públicas y estrategias para que la realización de los derechos alcance a todas las personas”.

Dentro de los 17 objetivos que contempla esta agenda, no se hace referencia alguna en torno al arte y la cultura, sin embargo,  desde la UNA se fomenta el bienestar y la creatividad por medio de la expresión de las artes, conceptos que se pueden enmarcar dentro de los objetivos 3 y 4 : “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades” y “garantizar  una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje para durante toda la vida para todos”.

Desde el Programa Investigación, Arte y Trasmedia (iAT), se realizan actividades con el objetivo de que el sector artístico se apropie de los ODS desde un aporte crítico. “Hemos encontrado una fisura entre la promoción cultural y lo que en la práctica es el apoyo al artista. Nuestro grupo de trabajo busca conocer cuáles son los retos y oportunidades del sector para construir proyectos en el sector artístico, con una gran participación de los estudiantes y sus realidades”, dijo Vera Gerner, coordinadora del iAT.

Otra de las iniciativas que se desarrolla desde las artes, es la Red interdisciplinaria para el fomento del bienestar, la creatividad y la expresividad de las artes, la cual agrupa varias iniciativas de las Escuelas de Danza, Arte Escénico y el recinto Sarapiquí. Durante más de 3 años se han desarrollado una serie de acciones que convocan a la consolidación de la red; específicamente al protagonismo de las artes en el desarrollo integral y bienestar de las personas, grupos y comunidades. Mediante espacios de reflexión y capacitación se profundiza en acciones desde la extensión universitaria y la investigación interdisciplinaria y metodológica. Se desea, además, establecer estrategias para que el estudiantado participante desarrolle propuestas y tenga un rol activo dentro de la red. 

Juan Blanco, del recinto Sarapiquí, lidera el proyecto Manifestaciones artísticas, donde las artes expresivas se utilizan como medio de diálogo y expresión para el encuentro con las comunidades. “Desarrollamos una comunicación más empática y asertiva para poder trabajar la prevención y el autocuidado”.

Para Valentina Marenco, de la Escuela de Danza, la reflexión sobre la pedagogía es fundamental y en ella se debe incluir el cuerpo como necesidad de expresión.

Natalia Herra, de la Escuela de Danza, afirma que en este contexto, se debe buscar visibilizar el trabajo de las artes “para poder crear nuestras propias políticas públicas, nosotros nos estamos pegando a otros ODS pero deberíamos tener el nuestro, uno visible, y no seguir invisibilizando el aporte del arte en la transformación social”.

Durante esta semana los estudiantes también contaron sus experiencias con el objetivo de inspirar a otros. “La UNA ha apostado por un desarrollo integral de los estudiantes”, dijo Diego Rojas de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil.

Natalia Lobo es estudiante de la carrera de Pedagogía para I y II ciclo, ella combina sus estudios con su participación en el equipo de ajedrez de la UNA. “Practico ajedrez desde muy pequeña y el sábado anterior tuve mi primer torneo presencial con el equipo, ya habíamos tenido algunos virtuales. Esta es una gran oportunidad de compartir con estudiantes de otras carreras, se fomentan las relaciones sociales además de la concentración propia del juego y la creatividad. Esta es también una manera se desestresarse que se puede hacer al lado de los estudios”.

Para Andrés Jara, el unirse a UNAVentura Voluntariado, fue una oportunidad para conocer más acerca de los problemas ambientales de muchas comunidades, se adentró en la zona montañosa para apoyar el trabajo del programa Jaguar del Instituto de Conservación y Manejo de Vida Silvestre (Icomvis-UNA) y su esfuerzo lo llevó a realizar un proyecto de voluntariado en Alemania. “Ser voluntario implica el desarrollo de habilidades, uno se convierte en una persona más accesible, conoce las necesidades de otras personas y es capaz de entenderlas. Conozco a muchos voluntarios a lo largo del país, conservo sus amistades y eso e enriquece como persona y en la parte cultural también”.

Finalmente, esta semana también permitió la presentación del Comité coordinador que promoverá las acciones para implementar un plan de acción que se ha denominado: “Transversalización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Universidad Nacional”, cuyo objetivo es el efectuar procesos de transversalización de los ODS en todas las áreas sustantivas y de gestión administrativa de la UNA, en coordinación con las universidades públicas, el Consejo Nacional de Rectores (Conare) y demás instituciones públicas del país.

“La educación, la investigación, y la innovación son fundamentales para ayudar a la sociedad a enfrentar estos desafíos. Especialmente las universidades, debido a su labor de generación y difusión del conocimiento y su irrenunciable compromiso con la sociedad, están llamadas a desempeñar un papel fundamental en el logro de los ODS”, comentó Marianela Rojas Garbanzo, rectora Adjunta.

Este Comité es coordinado por la Rectoría Adjunta, con la participación de las Vicerrectorías, el Área de Planificación Económica (Apeuna), AICE y otras unidades académicas y administrativas.

Breves

Lo más leído

Más noticias