Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Costa Rica se adhiere a Tratado Antártico

  • Tratado establece condiciones óptimas para la investigación.

 

  • OVSICORI celebra decisión en favor de “laboratorio viviente”.

 

  • Adhesión fue aprobada la semana anterior en segundo debate por diputados, y esta mañana fue firmada por el Presidente Carlos Alvarado

         

Durante buena parte de la Guerra Fría, fue una zona del planeta llena de tensiones, 7 países hacían reclamos territoriales de soberanía en la Antártida. Sin embargo, entre 1957 y 1959 se promueve la firma del Tratado Antártico (TA), el cual establecía un cese de las tensiones políticas, así como la posibilidad de compartir recursos, infraestructura y datos en favor de la investigación, aún en aquellos casos donde fuese desarrollada por científicos de regímenes políticos opuestos.

Y fue así, como la Antártida se convirtió en destino de múltiples expediciones de carácter científico. Costa Rica no fue la excepción. La más reciente visita de científicos costarricenses ocurrió entre noviembre y diciembre del 2016, cuando el sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI) de la Universidad Nacional (UNA) Marino Protti, se dedicó a recabar datos recogidos por equipos, estaciones sismológicas por ejemplo, que fueron instaladas por el mismo Protti junto a otros expertos de la Universidad de California, Santa Cruz, 3 años antes, en la misma Antártida.

Sus observaciones e investigaciones, han servido de base para comprender aún mejor la dinámica tectónica de nuestro país, pues los deslizamientos y choques de los glaciares en la Antártida, ocurre con una frecuencia mayor que los de las placas tectónicas, hasta dos veces por día. De tal manera, los momentos de ruptura dentro de los llamados procesos de subducción en zonas como la Península de Nicoya, generadores de sismos y terremotos, suceden cada 50 ó 60 años. En la Antártida el objeto de estudio es diario, de allí las ventajas científicas.

Por tal razón, la Antártida se ha convertido en un “laboratorio vivo” fundamental para comprender mejor los procesos tectónicos de Costa Rica. De allí que la adhesión que esta semana diera de nuestro país al Tratado Antártico resulta de especial interés. "Esto nos abre las puertas a investigadores y estudiantes para participar de expediciones  a la Antártida, y así avanzar en el desarrollo de nuestros conocimientos", afirmó Marino Protti, director del OVSICORI.

El TA entró en vigencia el 23 de junio de 1961 luego de su ratificación por parte de las 12 naciones signatarias y a la fecha 41 naciones más se han adherido al mismo. EL TA estableció desde entonces que la Antártida se utilizaría exclusivamente para fines pacíficos, y que se mantendría la libertad de investigación científica en la Antártida. También, desde su firma se acordaba que no se harían nuevos reclamos de soberanía territorial en la Antártida, ni se ampliarían las reclamaciones anteriormente hechas. Finalmente quedaba prohibida toda explosión nuclear y la eliminación de desechos radiactivos en la Antártida.

La adhesión de Costa Rica a dicho Tratado fue aprobada en segundo debate por la Asamblea Legislativa el 26 de abril anterior.

Breves