Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

UNA rechaza toda manifestación de violencia contra las mujeres

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la tarde del jueves, 25 de noviembre de 2021, el Consejo Universitario (C.U) de la Universidad Nacional (UNA) aprobó de forma contundente un pronunciamiento, donde rechaza toda manifestación de violencia contra las féminas e insta al gobierno de la República para que el enfoque de género sea un eje transversal en las políticas públicas.

Asimismo, el acuerdo UNA-SCU-ACUE-330-2021 llama a las facultades, centros, sedes, sección regional y unidades académicas, para que incorporen el enfoque de género en su quehacer sustantivo, en el marco de la política institucional de igualdad y equidad.

A continuación, el pronunciamiento completo:

TRANSCRIPCIÓN DE ACUERDO

UNA-SCU-ACUE-330-2021

25 de noviembre de 2021

Máster

Carlos Alvarado Quesada

Presidente de la República

Señores

Comunidad Universitaria y Nacional

Estimado/a señor/a:

Les transcribo el acuerdo tomado por el Consejo Universitario de la Universidad Nacional, según el artículo quinto, inciso 5.2, de la sesión ordinaria celebrada el 25 de noviembre de 2021, acta no 4072, que dice:

PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL RECHAZO A TODA MANIFESTACIÓN DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

CONSIDERANDO:

La misión histórica de la Universidad Nacional de crear y transmitir conocimiento en favor del bienestar humano, mediante acciones que propicien la transformación de la sociedad para llevarla a estadios superiores de convivencia. Honra la libertad, la diversidad, la búsqueda de la verdad y sustentabilidad natural y cultural, en beneficio del conocimiento, la equidad, la justicia y la dignificación de la condición humana.

Lo establecido en la Política para la igualdad y equidad de género en la Universidad Nacional publicada en la GACETA Nº 07-2017 del 29 de mayo de 2017 y en su Plan de Acción.

El artículo 1 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) aprobada en 1984,  que  define la discriminación contra la mujer" como toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

La Convención de Belém do Pará (1994 La Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, suscrito por los países de América Latina y el Caribe, y que entró en vigor en 1995, ratificada por Costa Rica, en la Ley Nº 7499, de 2 de mayo de 1995.

El acuerdo de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1999, que establece el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, como acto de conmemoración al asesinato de las hermanas activistas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa) conocidas como las Mariposas, quienes formaron un movimiento de oposición directa contra la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana en 1960.

La definición del 25 de noviembre como día de concienciación sobre la violencia contra las mujeres en recuerdo de los brutales asesinatos de mujeres y la imperante necesidad de poner fin a todo tipo de violencia contra las mujeres.

La violencia contra las mujeres abarca una amplia gama de actos, desde el acoso verbal y otras formas de abuso emocional, al abuso físico o sexual. Tal y como lo establece el artículo 1 de la Ley de Penalización de la Violencia Contra las Mujeres Nº 8589, que señala - Ley tiene como fin proteger los derechos de las víctimas de violencia y sancionar las formas de violencia física, psicológica, sexual y patrimonial contra las mujeres mayores de edad, como práctica discriminatoria por razón de género, específicamente en una relación de matrimonio, en unión de hecho declarada o no, en cumplimiento de las obligaciones contraídas por el Estado en la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Ley Nº 6968, de 2 de octubre de 1984.

La Ley Nº 7476 Contra el Hostigamiento Sexual en el Empleo y en la Docencia, del 3 de marzo de 1995 que tiene como fin: prevenir, prohibir y sancionar el hostigamiento sexual como práctica discriminatoria por razón de sexo, contra la dignidad de las mujeres y de los hombres en el ámbito de trabajo y educativo, en el sector público y el sector privado.

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, de 1995, aprobado en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, como marco integral con acciones previstas en 12 esferas fundamentales para promover los derechos de la mujer.

La Ley Nº 7586 contra la Violencia Doméstica, de 10 de abril de 1996, que establece acciones para garantizar la integridad y dignidad de las mujeres que sufren de violencia doméstica principalmente en relaciones de pareja mediante medidas de protección.

La Agenda de desarrollo sostenible aprobada en el 2015 como agenda transformadora de la sociedad, específicamente el objetivo 5 sobre igualdad de género, que tiene como propósito poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para el desarrollo sostenible. Se ha demostrado una y otra vez que empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial.

La Ley N° 8589 Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres, del 25 de abril de 2007, en la cual se protegen los derechos de las víctimas de violencia (física, psicológica, sexual y patrimonial), reconociendo la violencia como una práctica discriminatoria contra las mujeres y el femicidio como figura jurídica.

La Política Nacional para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres en Costa Rica 2018-2030 formulada en respuesta a los compromisos internacionales asumidos particularmente en la CEDAW (1984) y en la Convención Belém Do Pará (OEA,1994).

La importancia de incorporar la transversalidad de género en los espacios del quehacer universitario, teniendo en cuenta que la transversalidad es el reconocimiento de que la desigualdad es estructural y afecta a todas las esferas de la vida. Mujeres y hombres ocupan posiciones diferentes, desempeñan roles diferentes y tienen distinto control sobre bienes y decisiones, sin embargo, la realidad es que las mujeres viven en situación de mayor desventaja y desigualdad de derechos, situándolas en condiciones más desfavorables que los hombres. (ONU MUJERES e INM, 2014.).

La violencia contra las mujeres afecta la democracia porque limita la participación de las mujeres en los ámbitos públicos, limita la toma de decisiones y socaba los derechos humanos de las mujeres.

Tal y como lo establece la Organización de Naciones Unidas (PNUD, 2021) la violencia y la explotación sexual, la división desigual del trabajo no remunerado -tanto doméstico como en el cuidado de otras personas- y la discriminación en la toma de decisiones en el ámbito público son grandes obstáculos que aún persisten. A manera de ejemplo, 1 de cada 3 mujeres en el mundo han experimentado violencia física y/o sexual, en todo el mundo, casi 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir 18 años, a nivel mundial, las mujeres ganan solo 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres haciendo el mismo trabajo, 830 mujeres mueren cada día de causas evitables relacionadas con el embarazo; sólo 1 de 4 parlamentarios son mujeres a nivel mundial; y hasta el año 2086 no se cerrará la brecha salarial si no se contrarresta la tendencia actual.

De acuerdo con el XXII Encuentro Internacional de Estadísticas de género, de ONU Mujeres (2021), en un año de pandemia se retrocedió un 18% en el mercado laboral para las mujeres.

La responsabilidad individual y colectiva que como sociedad tenemos de ser agentes de cambio para generar consciencia social, eliminar el sexismo, los sesgos inconvenientes y subjetivos de género, los estereotipos de género, ginopia, obstáculos para la igualdad y equidad de género y erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres.

Como casa de enseñanza tenemos una gran responsabilidad y por lo tanto un gran desafío para que las próximas generaciones vivan en un mundo donde la mujer pueda expresarse, decidir e intervenir, y disfrutar de los mismos derechos que el hombre.

Este órgano colegiado se encuentra comprometido con la prevención, denuncia y erradicación de la violencia de género, por eso hace un llamado a todas las mujeres para que alcen su voz, generen una consciencia crítica e impulsen a más mujeres para garantizar la igualdad de género, es decir, se garantice en todos los espacios la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres y de las niñas y los niños, la justicia social, la transparencia y la no violencia como derecho humano y como indicador del desarrollo centrado en las personas.

POR TANTO, SE ACUERDA:

RECHAZAR CONTUNDENTEMENTE TODA MANIFESTACIÓN DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. ACUERDO FIRME

HACER UN LLAMADO VEHEMENTE A TODAS LAS INSTANCIAS UNIVERSITARIAS PARA QUE DESARROLLEN ACTIVIDADES Y ACCIONES PARA LA SENSIBILIZACIÓN Y EDUCACIÓN DIRIGIDAS A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA Y NACIONAL PARA PREVENIR, SANCIONAR Y ERRADICAR TODO TIPO DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. ACUERDO FIRME.

INSTAR A LAS FACULTADES, CENTROS, SEDES, SECCIÓN REGIONAL Y UNIDADES ACADÉMICAS PARA QUE INCORPOREN EL ENFOQUE DE GÉNERO EN SU QUEHACER SUSTANTIVO DE MANERA REAL EN EL MARCO DE LA POLÍTICA INSTITUCIONAL DE IGUALDAD Y EQUIDAD DE GÉNERO. ACUERDO FIRME.

HACER UN LLAMADO AL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA PARA QUE EL ENFOQUE DE GÉNERO SEA UN EJE TRANSVERSAL EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS. ACUERDO FIRME.

SOLICITAR A LA OFICINA DE COMUNICACIÓN Y LA OFICINA DE RELACIONES PÚBLICAS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL, REALIZAR EL PROCESO DE COMUNICACIÓN Y DIVULGACIÓN EFECTIVOS EN REDES SOCIALES Y LOS MEDIOS DISPONIBLES DEL PRESENTE PRONUNCIAMIENTO EN FORMA INMEDIATA.  ACUERDO FIRME.

Atentamente,

M.Sc. Tomás Marino Herrera

Presidente

Consejo Universitario

 

 

 

 

Breves

Más noticias