¡Doctora Honoris Causa de la UNA!

¡Doctora Honoris Causa de la UNA!

Responsable de abrir la discusión y la crítica sobre temas de género en el país –a partir de los años ochenta- con libros cuestionadores como “Mujer, víctima y cómplice” o “A la mujer por la palabra”, la escritora feminista Yadira Calvo Fajardo recibió el Doctorado Honoris Causa de parte de la Universidad Nacional (UNA), el pasado 24 de junio de 2021 a partir de las 10 a.m., en el Auditorio Institucional, ubicado en el Campus El Higuerón, en San Pablo de Heredia.


Con esta distinción, el Consejo Universitario de la UNA reconoce la posición de Calvo como pionera e intelectual destacada, así como su vasta producción bibliográfica e investigativa, en conjunto con su voz crítica y valerosa, “que han contribuido a generar un pensamiento subversivo que cuestiona el sexismo y la misoginia presentes en diversos discursos paradigmáticos, tales como la literatura, la historia y la filosofía, a través de una elaboración teórica que indaga las bases de esos conocimientos desde la antigüedad clásica hasta la actualidad”.


El acuerdo del máximo órgano universitario –que acoge una propuesta de la Facultad de Filosofía y Letras y del Instituto de Estudios de la Mujer- destaca que a través de sus publicaciones, la autora ha evidenciado la posición subordinada y discriminada de la mujer en la sociedad patriarcal.


“Conferir el mayor grado de reconocimiento universitario a doña Yadira Calvo Fajardo es reiterar el apoyo fehaciente y decisivo a las luchas institucionales y sociales contra la misoginia sistémica, la discriminación y la violencia de género”, afirmó el rector de la UNA Francisco González durante el acto de entrega del Doctorado Honoris Causa distinción a esta pionera del feminismo costarricense.


A lo largo de su trayectoria Calvo se ha destacado por evidenciar el sexismo en el lenguaje, específicamente en la lengua castellana, donde examina los modos en que se transmite una visión de mundo androcéntrica y sexista.


“Sus estudios en torno al lenguaje como un hecho social y, por lo tanto, sexuado, ha representado un aporte fundamental para el desarrollo del lenguaje inclusivo en la institucionalidad costarricense, en tanto su obra y pensamiento han planteado la necesidad de darle existencia a las mujeres en el discurso oficial”, subraya el Consejo Universitario. En este sentido, el rector agregó el reconocimiento, por parte de la Universidad, de la amplia producción y las luchas ciudadanas de una mujer creadora, filósofa, filóloga, investigadora, significa dimensionar la gravedad de las palabras, de los símbolos, y el
alcance que estos comportan en nuestras comunidades, tanto institucionales, locales y regionales.


Voz crítica por los derechos de las mujeres


Tras recibir la máxima distinción que concede la UNA, la escritora feminista ofreció una disertación que denominó “Mujeres sabias y pecados doctos”, mediante la cual hizo un recorrido histórico resaltando los obstáculos que el patriarcado a impuesto a las mujeres en su desarrollo creativo e intelectual, así como en el acceso a posiciones de poder. “Entiendo que el sexo impida que los hombres den a luz, que pueda impedir por ejemplo que una mujer pueda alzar pesos mayores de 20 kilos, o sufrir de alopecia androgénica, porque eso es un mal de hombres. Pero lo único que ha impedido a las mujeres a través de 
la historia el trabajo creativo, la vida intelectual, el sacerdocio, los rangos o el ejercicio del poder, no es el sexo, es el sexismo, es el androcentrismo, es el machismo, es el patriarcado.
Y lo que ha excedido siempre nuestra capacidad de mujeres, no son las obras de vasto ingenio, sino la posibilidad de luchar contra una cultura para la cual nuestra razón de
existir es hacerle grata y suave la vida a los que en tiempos de Rousseau llevaban pelucas empolvadas y hoy, gorras con la visera para atrás”, subrayó Yadira Calvo.

Esta voz crítica por los derechos de las mujeres ha caracterizado su obra desde hace cuarenta años, cuando publicó “Mujer, víctima y cómplice”, ensayo histórico que evidenciaba la posición desventajosa de la mujer en el mundo patriarcal.


Más tarde, con el ensayo A la mujer por la palabra –publicado por la Editorial Universidad Nacional (Euna)- la escritora ganó el Premio UNA Palabra en 1989 y el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en 1990.


Entre sus publicaciones también se encuentran: Literatura, mujer y sexismo (1984), Ángela Acuña, Forjadora de Estrellas, Editorial Costa Rica (1989), De diosas a dragones (1995), La canción olvidada (2000), La aritmética del patriarcado (2016) y De mujeres, palabras y alfileres 2017), entre otras.


En 2012 fue galardonada con el Premio Nacional de Cultura Magón, reconocimiento más importante que otorga el gobierno de Costa Rica a través del Ministerio de Cultura y Juventud.

 

 

 

¡Doctora Honoris Causa de la UNA!
Watch the video

Responsable de abrir la discusión y la crítica sobre temas de género en el país –a partir de los años ochenta- con libros cuestionadores como “Mujer, víctima y cómplice” o “A la mujer por la palabra”, la escritora feminista Yadira Calvo Fajardo recibió el Doctorado Honoris Causa de parte de la Universidad Nacional (UNA), el pasado 24 de junio de 2021 a partir de las 10 a.m., en el Auditorio Institucional, ubicado en el Campus El Higuerón, en San Pablo de Heredia.


Con esta distinción, el Consejo Universitario de la UNA reconoce la posición de Calvo como pionera e intelectual destacada, así como su vasta producción bibliográfica e investigativa, en conjunto con su voz crítica y valerosa, “que han contribuido a generar un pensamiento subversivo que cuestiona el sexismo y la misoginia presentes en diversos discursos paradigmáticos, tales como la literatura, la historia y la filosofía, a través de una elaboración teórica que indaga las bases de esos conocimientos desde la antigüedad clásica hasta la actualidad”.


El acuerdo del máximo órgano universitario –que acoge una propuesta de la Facultad de Filosofía y Letras y del Instituto de Estudios de la Mujer- destaca que a través de sus publicaciones, la autora ha evidenciado la posición subordinada y discriminada de la mujer en la sociedad patriarcal.


“Conferir el mayor grado de reconocimiento universitario a doña Yadira Calvo Fajardo es reiterar el apoyo fehaciente y decisivo a las luchas institucionales y sociales contra la misoginia sistémica, la discriminación y la violencia de género”, afirmó el rector de la UNA Francisco González durante el acto de entrega del Doctorado Honoris Causa distinción a esta pionera del feminismo costarricense.


A lo largo de su trayectoria Calvo se ha destacado por evidenciar el sexismo en el lenguaje, específicamente en la lengua castellana, donde examina los modos en que se transmite una visión de mundo androcéntrica y sexista.


“Sus estudios en torno al lenguaje como un hecho social y, por lo tanto, sexuado, ha representado un aporte fundamental para el desarrollo del lenguaje inclusivo en la institucionalidad costarricense, en tanto su obra y pensamiento han planteado la necesidad de darle existencia a las mujeres en el discurso oficial”, subraya el Consejo Universitario. En este sentido, el rector agregó el reconocimiento, por parte de la Universidad, de la amplia producción y las luchas ciudadanas de una mujer creadora, filósofa, filóloga, investigadora, significa dimensionar la gravedad de las palabras, de los símbolos, y el
alcance que estos comportan en nuestras comunidades, tanto institucionales, locales y regionales.


Voz crítica por los derechos de las mujeres


Tras recibir la máxima distinción que concede la UNA, la escritora feminista ofreció una disertación que denominó “Mujeres sabias y pecados doctos”, mediante la cual hizo un recorrido histórico resaltando los obstáculos que el patriarcado a impuesto a las mujeres en su desarrollo creativo e intelectual, así como en el acceso a posiciones de poder. “Entiendo que el sexo impida que los hombres den a luz, que pueda impedir por ejemplo que una mujer pueda alzar pesos mayores de 20 kilos, o sufrir de alopecia androgénica, porque eso es un mal de hombres. Pero lo único que ha impedido a las mujeres a través de 
la historia el trabajo creativo, la vida intelectual, el sacerdocio, los rangos o el ejercicio del poder, no es el sexo, es el sexismo, es el androcentrismo, es el machismo, es el patriarcado.
Y lo que ha excedido siempre nuestra capacidad de mujeres, no son las obras de vasto ingenio, sino la posibilidad de luchar contra una cultura para la cual nuestra razón de
existir es hacerle grata y suave la vida a los que en tiempos de Rousseau llevaban pelucas empolvadas y hoy, gorras con la visera para atrás”, subrayó Yadira Calvo.

Esta voz crítica por los derechos de las mujeres ha caracterizado su obra desde hace cuarenta años, cuando publicó “Mujer, víctima y cómplice”, ensayo histórico que evidenciaba la posición desventajosa de la mujer en el mundo patriarcal.


Más tarde, con el ensayo A la mujer por la palabra –publicado por la Editorial Universidad Nacional (Euna)- la escritora ganó el Premio UNA Palabra en 1989 y el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en 1990.


Entre sus publicaciones también se encuentran: Literatura, mujer y sexismo (1984), Ángela Acuña, Forjadora de Estrellas, Editorial Costa Rica (1989), De diosas a dragones (1995), La canción olvidada (2000), La aritmética del patriarcado (2016) y De mujeres, palabras y alfileres 2017), entre otras.


En 2012 fue galardonada con el Premio Nacional de Cultura Magón, reconocimiento más importante que otorga el gobierno de Costa Rica a través del Ministerio de Cultura y Juventud.

 

 

 

Breves

Lo más leído

Más noticias