Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Estudios Generales rechaza clasificación de vejez como enfermedad

“Rechazar categóricamente la pretensión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al considerar la vejez como una enfermedad”, acordó el Consejo Académico del Centro de Estudios Generales de la Universidad Nacional (CEG-UNA).

En el pronunciamiento—suscrito por el decano Juan Diego Gómez—se solicita revisar esta resolución y hacer la corrección respectiva, por cuanto “incluir a la vejez como una enfermedad implicaría un retroceso en todo el camino recorrido por erradicar la discriminación, la marginalización y la exclusión de la población adulta mayor”.

El documento hace énfasis en que la vejez, al igual que la niñez, la juventud o la adultez, es un proceso del ciclo vital y no puede catalogarse como una condición médica.

Y es que en la vida del ser humano los cambios son continuos y las pérdidas se darán por motivos de su estilo de vida, como también pueden tener influencia factores genéticos y contextuales. Por lo tanto, es posible encontrar personas en edades tempranas que puedan acumular más pérdidas que otras de mayor edad.

“El hecho de afirmar que las pérdidas se dan por motivos de edad es caer en una postura del edadismo o viejismo, que al igual que el sexismo o el racismo, tiene la tendencia a discriminar. Es propiciar la discriminación por razón de edad”, subraya el pronunciamiento de Estudios Generales.

La gerontóloga y académica del Centro de Estudios Generales, Idalia Alpízar, explicó que ver la vejez como enfermedad se puede convertir en una forma sutil de marginación y discriminación, por cuanto al alimentar esos prejuicios se tendería a relegar a una relación de subordinación, de cuidados y de pasividad con las personas de edad, lo que no solo las despojaría de todo el potencial que poseen, sino que perjudicaría significativamente un buen envejecer.

Percepción equivocada

Alpízar añadió que ante tantos avances y esfuerzos por darle a la vejez el lugar protagónico que se merece y en medio del fenómeno del envejecimiento demográfico que se nos avecina, no es posible aceptar la propuesta de la OMS de clasificar la vejez como en enfermedad.

En criterio de la especialista, esta propuesta denota una percepción equivocada de la vejez que tiene severas consecuencias, sobre todo al reafirmar mitos y estereotipos que no solo pueden afectar la autopercepción de la persona adulta mayor, sino también provocar que personas en edades jóvenes no se preocupen por enfrentar su propio envejecimiento. 

“Esto es temerario en un momento crucial en el cual toda acción debe enfocarse en garantizar que el incremento de personas mayores se convierta en una oportunidad y no en una amenaza. Fomentar que la persona joven se interese por enfrentar su propio envejecimiento facilitará que más personas puedan llegar a la etapa de vejez en mejores condiciones de salud, con todas sus facultades y que por lo tanto puedan desenvolverse con total autonomía e independencia, liberando significativamente el desgaste de la seguridad social”, recalcó la gerontóloga.

Por un envejecimiento saludable

Mediante el Programa de Atención Integral para la Persona Adulta Mayor (PAIPAM), cursos tales como Jubilación un asunto de jóvenes" o “Cultura y adulto mayor: retos para el nuevo milenio” y distintas actividades de extensión universitaria,  el Centro de Estudios Generales ha realizado durante décadas esfuerzos sobresalientes en la educación sobre los procesos de envejecimiento y vejez.

La percepción sobre la vejez promovida desde el Centro difiere grandemente de las posturas que hoy está asumiendo la Organización Mundial de la Salud (OMS) contradictoriamente y de forma inexplicable, destaca el pronunciamiento de Estudios Generales, que fue remitido al Dr.  Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo internacional.

Como parte de la trayectoria del Centro por promover el envejecimiento saludable y derribar los mitos en torno a la población adulta mayor, del 25 al 27 de octubre se realizan las jornadas “Retos y desafíos contemporáneos del envejecimiento y la vejez: Análisis y perspectivas”.

En estas jornadas se contó con la participación de representantes de la OMS, así como con especialistas quienes se refirieron a distintos temas de interés, entre ellos “Pronunciamiento: Catalogar la vejez como una enfermedad”, a cargo de la gerontóloga Idalia Alpízar, y “La calificación de la vejez como enfermedad a la luz de la Convención Interamericana para la protección de los derechos humanos de las personas mayores”, por Zulema Villalta. Ambos temas se abordan este miércoles 27 de octubre a la 1 p.m. y a las 4 p.m. respectivamente.

Las jornadas se transmiten por Facebook Live Centro de Estudios Generales UNA.

 

 

 




 

Breves

Más noticias